Lesbofobia Valparaíso viernes 20 septiembre

Vienen un par de chicas lesbianas mutantes caminando frente al YMCA, cerca de los bomberos, valparaíso, de la mano, besándose, jugando, su grupo de amigas van mucho mas adelantadas. Un grupo de chongos/machos que aparentemente van saliendo de la “disco” se acercan a su auto, app. 5 chicos y 2 chicas; estos comienzan a gritar “lesbianas, mariconas, tortilleras” burlándose, como si decirnos lesbianas fuera un insulto, “están ricas, igual te la hago, igual se la ponemos”, dando a entender que ellos podían “arreglarlas”.

Estamos claras de que si hubiera sido chico y chica, es decir heterosexuales, no habría objeto de burla, de gritos. Al tratarse de lesbianas genera molestia, asco, autoridad de ciertos cuerpxs frente a otrxs.

 

¿Hacerse las locas/boludas e irse caminando calladas o reaccionar y defenderse?

Sin poder hacerse las que no escucharon nada frente a cuerpos que creen que tienen el poder de hacer y decir lo que se les antoje, las chicas se enfrentan y encaran a los machos. Palabras, empujones, las ganas de golpear a un chongo siempre sobran. La chica lo empuja, le revienta una botella de vino en el hombro; un chongo mira a la chica, se saca los lentes, los acomoda y le pega un combo. La otra chica se activa y pega otro combo, la tiran al piso entre 3 machos y comienzan a patearla, el ojo, el hombro, su cuerpa. Las dos chicas que acompañaban a los machos gritan: “ya si ya le pegaste, déjala, son mujeres”.. Tiran a la otra chica al suelo y comienza a gritarle a sus amigas “cabras nos están sacado la mierda”, las amigas corren y tratan de separar el jaleo, los chongos se meten al auto, una de las chicas alcanza a golpear el auto y escapan a toda velocidad.

 

Ojos morados, cuerpas hinchadas, lesiones, golpes, rabia, ira e impotencia. Limitar la cuerpa nuevamente, estar lesionada por culpa de unos machos, de la heteronorma.

Lesbofobia, el asco de ver a dos mutantes besarse.. Como si la heterosexualidad no fuera uno de los regimenes más asquerosos de dominación.

Heterosexualidad, cuerpas clasificadas como sexo “femenino”, siempre más débiles, más susceptibles, siendo definidas en relación a otro, universal, masculino. Ser mujer y ser lesbiana, “provocar”, usar faldas cortas, pelo corto, parecer masculina, parecer puta, andar sola por la noche, perder el miedo, correr el riesgo de ser mujer y ser lesbiana en el espacio público, enfrentarnos, no bajar la cabeza, no callar, no ser cómplices, entrenarnos.

 

Basta de darle en el gusto a la heterosexualidad de quedarnos calladas, sumisas, de seguir manteniendo este estado de superioridad aparentemente natural. Basta de callarnos frente a potenciales violadores.

 

No callar, pasa en cada momento, un pequeño acoso en la micro, en el negocio, una mirada, una postura, un piropo, una burla, siempre buscando la forma de ejercer poder frente a nosotras. Basta de ser mujeres complices, basta de seguir siendo mujeres, basta de perpetuar esta mierda de esclavitud.

 

volante lesbofobia

 

lesbofobia