kerida perra

una marica me preguntaba como despedir, como despedirse,  cual es la forma de soltar.escritura como despedida, despojo con una imposibilidad a su vez de borrar, eliminar. Despedir no es olvidar.

un halo de tristeza me invade, como el viento en la cara las lagrimas que salieron lloviendo de mis ojos al querer no pensar en nada con el alcohol. despedirse como un ejercicio, del volver a recordar la contingencia, los momentos, los instantes.

pienso en la perra y no puedo no pensar en mi vida, en mi activismo, en la guarrería, en lo performático. cuan atravesadas estamos todas por ella, cuanto marcó un antes y un después en nuestras vidas del super under trash. momentos, club bizarro y recuerdo, tenerme pequeña 17 años y te me acercaste a hablarme, recuerdo mi primera performace, recuerdo los consejos, en incentivo, la inspiración, y de ahí una seguidilla de la disidencia, el apoyo, la camadería, el apañe, la manada, el afecto, sabernos presentes, acompañadas, encontradas… sabernos pocas es lo doloroso de las pérdidas, sabernos importantes es el dolor en las demás, dolor que pocas veces el feminismo queer nos permite sentir. un muerte es una muerte al fin y al cabo, el dolor también es parte y necesario, de sentir, plasmar, contener, cobijar. dolor por perder una compañera, una aliada, una perra y siento que este dolor y por sobretodo el que veo en mis amigas también es una responsabilidad.

¿cómo hacer? ¿donde queda toda esa energía de la perra? ¿donde se fue? ¿es posible que desaparezca? ¿donde está? y noto que está por todas partes, todas estamos rodeadas de la perra, en cada guarreada, en cada bizarrería, en cada activismo, en cada energía. responsabilidad de hacer que los momentos, sean momentos eternos, inolvidables, encuentros inspiradores, potenciadores… de más de todo esto, de más disidencia, más desborde, más momentos, más guarrería, más porno, más cochinadas y por sobretodo, más humildad, mas cuidado entre nosotras. amarnos, cuidarnos, protegernos, acompañarnos

perra, tu ida se ha sentido como un choque en mi pecho

imposible de creer, y al aceptarlo es un balde de agua fría

insípido, frío

gracias por todo

por las potencias, las inspiraciones, tu afecto…

tu siempre cálida presencia, bulliciosa, escandalosa

gracias por haber calado tan hondo en mi

gracias por todo lo que me enseñaste

y a nosotras nos keda el presente, en hacer…

 

155456_565946696755918_1141618266_n



One Comment

  1. Pablo wrote:

    Te mando energía. Ánimo preciosa.