El cuerpo Lesbiano …

No queda rastro de ti. Tu rostro. tu cuerpo tu silueta se han perdido. Hay un vacío en tu lugar. Hay en mi cuerpo presión a la altura del vientre a la altura del tórax. Hay un peso en mi pecho. Hay ciertos fenómenos en el origen de un intenso dolor.  A partir de ellos yo te busco aunque lo ignoro. Por ejemplo, yo ando al borde de un mar, yo siento dolor en todo mi cuerpo, mi garganta no me permite hablar, yo veo el mar, yo lo miro, yo busco, yo me pregunto en el silencio en la ausencia de rastros, yo me enfrento a una tan extraña ausencia que me causa un agujero en lo más profundo de mi cuerpo. Pues yo sé de una manera absolutamente infalible que yo te busco, yo te quiero, yo te requiero, yo te suplico, yo te invoco que aparezcas tú la sin rostro la sin manos la sin senos la sin vientre la sin vulva la sin miembros la sin pensamientos, tú en el preciso instante que no eres sino una presión una insistencia en mi cuerpo. Tú estas acostada sobre el mar, tú me penetras por los ojos, tú estás en el aire que yo respiro, yo te inquiero que te dejes ver, yo te pido que te dejes tocar, yo te solicito que salgas de esta no-presencia en la que te sumerges. Tus ojos quizá sean fosforescentes, tus labios son pálidos mi muy deseada, tú me atormentar con un lento amor..

Monique Wittig …