Cuerpos para Odiar/Claudia Rodriguez

Pequeño texto de regalo, leído para mi querida amiga travesti Claudia Rodriguez en el lanzamiento de su primer libro “Cuerpos para odiar”. Wachita te quiero tanto!!, me inspiras, me conmueves …

Les dejo el texto acá abajo.

Besos

 

Cuerpos para odiar.

Cuerpas para odiar, cuerpas extranjeras a si mismas, que aparentemente nada tienen que ver entre sí. Cuerpas unidas por lo monstruoso, allí donde se recicla toda la basura de la heterosexualidad.

Nosotras, cuerpas enfermas aparentemente inservibles para cualquier revolución. Nos encontramos, en la selva del cemento, las lianas entre letras de tristes cuentos sobre lo que nunca pudimos ser, en las ganas de tomarlo todo y destruirlo, armando poco a poco nuestras cuerpas con todas estas migajas, lamiendo nuestras heridas dejando de ser mías para convertirse en nuestras…

Algunas nacimos con vagina y nos llamaron “naturalmente” mujeres, socializadas para callar, servir, parir, aguantas, para ser bellas, para ser de alguien, del patriarcado. Otras nacieron con pene, otras con algo que puede no ser ninguna de las anteriores y ni siquiera tuvieron nombre para existir…

“Claudia… ¿a quién matarán primero a tí o a mi? Te escribo como tu amiga, la cono, la lesbiana fea y guatona, a esa que le gusta mostrar las piernas y la guata ¿Acaso no se da cuenta que se le notan los rollos y las estrías? Y a esa, la travesti ¿Acaso no se da cuenta que se le notan los pelos? ¿Acaso no se da cuenta que se le nota lo hombre? ¿Por qué no se tapan? ¿Por qué no desaparecen?

La heterosexualidad nos enseñó a callarnos, a pasar desapercibidas, a no existir. Desaprendimos, ejercitamos la voz, la visibilización, perdimos el miedo al ridículo, al aparecer, a politizarnos, a hermanarnos, utilizando distintas armas… Nosotras escogimos el exceso, toda nuestra vida escondidas, reprimidas que quiero explotar de feminidad: tacones, maquillaje, trajes apretados, lycra, curvas, acá estamos las mutantes travestis y gordas.

Perder el miedo a verse fea, verse mucho, a que se den cuenta. Enunciarse desde la imposibilidad de normalizarnos, de escribir nuestra propia historia, nuestro sudor y lágrimas transformados en letras… Para volver a escribirnos desde otro lugar no universal, desde cada singularidad para no sabernos solas, para recordarnos, convertirnos en inolvidables, eternas…

Las estrellas que siempre deseamos ser en nuestra propia galaxia donde el deber ser no es más que libertas y afecto, el sueño…

Sueños en los que veo tu carita de travesti, tu melena de marilyn, nuestro glamour pobre y los destellos siempre listos para el show, el show que es nuestra vida misma.

“Ser travesti es maquillarse la cara, mientras llega la noche, en diferentes espejos, atreverme a usar colores fuertes para salir a la calle con frío”…

Las inconmensurables ganas de mostrar mi cuerpa y sentirme hermostra. Reconocerme desde la herida, desde las estrías que recorren mi estómago desbordado, por mis muslos grasientos y brazos aletones…

Desobedecemos: como lesbiana al abortar la heterosexualidad, tú como travesti al escapar del binomio y secuestrar al feminismo, como gorda a los estándares de belleza y salud…

como amigas

Amistades/Afectos/Devenires/Alianzas políticas

Te encuentro querida amiga

Gracias por NO existir.

cuerpo

cuerpo2

cuerpo3

cuerpo4



2 Comments

  1. aiiiiiiiiiiiii marika me hiciste emocionar con este text!!!! ke hermostraa tuuuu! <3